¿Ver partidos de fútbol ayuda a mejorar?

Visualizar partidos de fútbol es una técnica de enseñanza que puede contribuir a una mejor fijación de lo aprendido. Con el método adecuado los entrenadores podrán sacar el máximo provecho de este recurso.

Tanto aficionados como atletas profesionales de la industria futbolística visualizan sus partidos favoritos. Y es que, naturalmente, las personas apasionadas por un deporte procuran seguir los pasos de aquellos que se han consagrado como maestros dentro de la disciplina. La mejor manera de hacerlo es viendo los partidos, cuyo desarrollo proporciona una información táctica, estratégica y técnica muy valiosa.


Si bien en otras ramas se utilizan los datos bibliográficos para el aprendizaje, en el fútbol la fuente primordial está en el campo. De modo que revisar los partidos de futbol a través de un lente crítico puede dar resultados satisfactorios:

Una perspectiva diferente

En las prácticas los futbolistas no se ven a sí mismos ejecutando los movimientos que realizan en el campo de juego. Es por esta razón que los instructores detectan la falla y la corrigen mientras el atleta hace sus jugadas. Ver un partido de fútbol emula la función del entrenador porque el estudiante utilizará automáticamente el bagaje técnico que ha acumulado hasta ese momento.


Realizar esta actividad refuerza los conocimientos adquiridos pues será necesario emplear el lenguaje y las correcciones realizadas. Asimismo, motiva la curiosidad de aprender nuevas posiciones, saques, formas de remate, entre otros elementos, que ayudan a la profesionalización del jugador. 

Alimenta el sentido crítico

La nueva perspectiva en la que el jugador imita el papel del director técnico incentiva el pensamiento crítico con respecto a las jugadas. El aprendiz se verá en la libertad de realizar comentarios que aprueben o no los movimientos de los actores involucrados.

Los resultados de este análisis pueden llevar a conclusiones sobre cómo optimizar los resultados del partido en forma hipotética.


Imaginar diferentes posibilidades de juego contribuye a la creación de un razonamiento crítico en tanto que los alumnos pueden enfocarse en la resolución de problemas comunes apelando a su experiencia. De este modo el jugador toma una posición activa en el proceso de aprendizaje pues deja de ser un recipiente de las orientaciones de su entrenador para convertirse en un atleta más autónomo.

Material de apoyo para el entrenador

Los instructores pueden utilizar ciertos partidos para ejemplificar lo que desea transmitir a su equipo. Resulta más cómodo para el educador emplear esta modalidad porque tiene a su disposición un recurso audiovisual muy flexible. El video permite hacer hincapié en los aspectos relevantes, poner en cámara lenta los movimientos, marcar con colores las posiciones y los errores.


En este sentido los jugadores tendrán una gran motivación al ver que sus estrellas futbolísticas están siendo utilizadas como principal fuente de apoyo para su educación. Estarán aprendiendo de las personas que más admiran y en consecuencia los contenidos se fijarán de forma inmediata en vista del interés que se ha despertado en el futbolista.

Es una verdad que sí influye en la técnica

Sea que veas partidos presenciales, medios audiovisuales de un entrenador o partidos en la televisión. Los partidos de fútbol ocupan un lugar preponderante en la vida de cualquier aspirante a desempeñarse como atleta dentro de esta disciplina.


Por tal razón es necesario aprovechar esa atención especial a la actuación de los profesionales para educar con un método novedoso. Reunir al grupo y discutir sobre los detalles del campo de juego genera una experiencia nutritiva para todos. De igual modo se recomienda exhortar a los estudiantes para que visualicen sus competencias favoritas frecuentemente en aras de contribuir a la formación de un criterio propio acerca de la dinámica deportiva.

Volver
Contenido relacionado