Tendinitis rotuliana: un mal frecuente en el fútbol

La tendinitis rotuliana es una de las afecciones frecuentes en lo futbolistas. Conocer los síntomas y la prevención podría garantizar un mejor rendimiento.

Las lesiones son parte de la vida atlética, los deportistas suelen padecer de condiciones frecuentes de acuerdo con la disciplina que practiquen. En el caso del fútbol, la tendinitis rotuliana es una molestia que aparece cada cierto tiempo en los jugadores. Es por esto que los expertos se han preocupado por darle una solución.

¿Qué es la tendinitis rotuliana?

Se trata de una lesión en la rodilla, generada cuando el tendón que vincula a la rótula con la tibia sufre un daño. Puede ocurrir por desgarros o rotura de la fibra que compone a dicho tendón. Este último es utilizado para patear, correr o saltar empleando los músculos de la zona frontal del muslo, lo que permite extender la articulación.


El síntoma característico de la tendinitis rotuliana es la evolución de un dolor cada vez más agudo en la rodilla. Al principio, solo se notará una pequeña molestia, pero una vez que la afección avanza, el paciente estará limitado para caminar, subir escaleras, o incluso, levantarse del asiento.

La tendinitis rotuliana en el fútbol

El trastorno anatómico se ha relacionado con la actividad futbolística porque se presenta precisamente debido al exceso de flexión en la rodilla. Sin embargo, los especialistas afirman que las estadísticas de padecimiento se incrementan en deportes como el voleibol y el baloncesto. Aun así, existen otros grupos de médicos partidarios de que el diagnóstico de esta tendinopatía puede realizarse de manera tardía en futbolistas puesto que muestran síntomas severos a nivel élite. Esto se explica, según el doctor R. Barh de la escuela Noruega de Ciencias del Deporte, en tanto que tiene un desarrollo lento.


Un estudio llevado a cabo por investigadores de la institución nórdica contó un número mayor a 2000 futbolistas que perdieron competencias o entrenamientos a causa de la tendinitis rotuliana. Aquellos jugadores que recibieron más horas de entrenamiento o juegos consecutivos tuvieron una elevada predisposición a sufrir tal deterioro en la rodilla.

¿Cómo prevenir la tendinitis rotuliana?

  • Suspender el juego cuando haya dolor: las molestias de la rodilla al momento de hacer ejercicio no son normales aun cuando eres atleta. Por tanto, se debe evitar el trabajo físico, colocar hielo y descansar para prevenir la acumulación de roturas en el tendón.
  • Fortalecer los músculos de las piernas: unos músculos bien ejercitados disminuyen la tensión sobre el tendón. Para ello, se recomiendan los que están focalizados en el cuádriceps y la espinilla.
  • Perfeccionamiento de la técnica: las lesiones de la rodilla pueden ser ocasionadas por no tener un buen dominio del cuerpo. Asegúrate de mejorar la técnica en función de prevenir torceduras innecesarias que contribuyan al desgaste del tendón rotuliano.

 

Siguiendo las observaciones de la escuela de Noruega, no existe un tratamiento que erradique por completo la tendinitis rotuliana si no se ataca a tiempo. Los porcentajes de reincidencia en futbolistas son muy elevados debido a que se ignoran los síntomas de la lesión cuando está incipiente. En consecuencia, es de urgente necesidad considerar los aspectos preventivos y las señales de alarma. De esta manera se podrá garantizar un futuro de mejor rendimiento para los jugadores.

Volver
Contenido relacionado