Requisitos oficiales académicos para ser entrenador de fútbol

Siempre hemos analizado los valores, principios o conductas que todo entrenador debería tener o potenciar pero en esta ocasión, hablaremos de las obligaciones formativas necesarias para que una persona pueda desarrollar la función de entrenador.

Ya hemos hablado en anteriores artículos sobre los principios que todo entrenador y miembro de un cuerpo técnico debería poseer para poder desarrollar sus funciones de la mejor manera posible. Normalmente pensamos en equipos formados por jugadores de tempranas edades en los que la perspectiva formativa adquiere incluso más relevancia que los aspectos puramente futbolísticos. Por eso hemos comentado en repetidas ocasiones los valores deseables en cualquier entrenador: porque la formación personal en esas edades es más importante y porque además, esa educación ayudará al desarrollo deportivo de los jugadores en un deporte de equipo como el fútbol.


Sin embargo, estas opiniones en relación a las adecuadas conductas a desarrollar por los entrenadores son subjetivas y cada persona acabará teniendo su particular y propio criterio. Por el contrario, la formación académica necesaria para ser entrenador de fútbol no admite opiniones ni diferentes puntos de vista. Si que podremos valorar de una u otra forma esta formación, pero no su obligada necesidad para poder ejercer como entrenador.


En el caso del futbol español, el órgano encargado de regular esta formación es la Escuela Nacional de Entrenadores de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) que tiene como objetivo formar y capacitar a los entrenadores. A continuación veremos brevemente los requisitos académicos necesarios para poder desarrollar esta función.


Formación necesaria para ser entrenador de fútbol


  • Títulos básicos: dentro del los títulos elementales nos encontramos con el Diploma de Monitor Deportivo de Fútbol y el de Entrenador Básico de Fútbol. Estos títulos proporcionarán la formación básica necesaria para empezar a entrenar y se podrá ejercer la actividad en categorías juvenil e inferiores, ambas de ámbito territorial, autonómico o inferior.


  • Títulos intermedios: una vez superados los títulos básicos, nos encontramos con el de Entrenador Avanzado y el de Entrenador Profesional de Fútbol. Con el primero se podrá ejercer como entrenador únicamente en categorías territoriales e inferiores.


  • Diplomas o Licencias UEFA B, UEFA A y UEFA PRO: estos títulos permitirán entrenar en equipos de tercera divisón o menos, en equipos semiprofesionales de segunda divisón B o menos y finalmente en equipos profesionales de primera y segunda división respectivamente.


Aunque puede que no sea el objetivo necesario y real para muchos entrenadores el llegar al final de este camino formativo, es muy importante que según vaya avanzando la carrera de un entrenador, también lo haga su formación. Además, en muchos casos acabará siendo obligatorio si se quiere ir subiendo de categoría. 

Volver
Contenido relacionado