Primeros auxilios para atender lesiones comunes en el campo de fútbol

Los entrenadores de fútbol estarán preparados ante cualquier emergencia médica con estos tips de primeros auxilios. Unas sencillas maniobras pueden mejorar el resultado de las lesiones en los jugadores.

Los accidentes en el campo de fútbol son circunstancias habituales en la vida de los deportistas. Es por esto que el entrenador debe estar capacitado para responder correctamente a semejantes escenarios. Una atención de primeros auxilios, llevada a cabo de forma profesional, puede evitar que el jugador reciba un daño permanente.


La lesión deportiva podría describirse como la limitación para continuar con la actividad física debido a un daño corporal. Por tanto, la atención primaria ha sido diseñada con la finalidad de sacar al jugador de ese estado de reposo, o bien para que no sufra un deterioro mayor. A continuación, especificamos las acciones que se deben tomar en cada caso:


Contusión

Son las lesiones causadas por golpes y pueden tener un impacto leve o grave. Las primeras se caracterizan por la aparición de un “cardenal”, mientras que las segundas se presentan como una acumulación de sangre acompañada de una inflamación severa. Primeros auxilios:

- Colocar compresas frías envueltas en un paño para no tocar la piel.

- Aplicar cremas antiinflamatorias sin presionar la lesión.

- En caso de que la contusión esté localizada en una extremidad, se la debe elevar.

- Si se produce en el brazo o la mano, lo ideal es extender los dedos y evitar cualquier contacto.

- Si es una contusión grave se debe inmovilizar inmediatamente y buscar ayuda de un médico.

 

Esguince

Este tipo de daño se produce cuando los ligamentos que sustentan a los huesos se estiran al extremo o se rompen. El síntoma es inflamación de la articulación y dolor localizado que puede variar dependiendo de la magnitud del esguince. Primeros auxilios:   

- Inmovilizar la zona afectada con dos tablas, de modo que quede una en la cara interna y otra en la externa.

- Luego del primer paso se deben colocar compresas frías envueltas en un paño.

- No masajear el miembro ni aplicar pomadas medicinales.

- Trasladar al paciente cuidando de no presionar ni apoyar la articulación.

 

Fractura

Se produce cuando una fuerza superior quiebra un hueso del cuerpo y pueden originarse de dos maneras. Las cerradas son aquellas que albergan el hueso roto dentro de la piel, a diferencia de las abiertas que exponen el hueso atravesando la piel. Primeros auxilios:

- Retirar todas las prendas que puedan generar una inflamación mayor.

- Inmovilizar la fractura colocando tablas en la parte superior e inferior del miembro.

- Se debe verificar que el material inmovilizador no limite la circulación en la zona.

- Si la piel se rompe, la herida debe ser lavada rápidamente con agua limpia retirando los objetos que puedan infectarla.

- Bajo ninguna circunstancia se debe colocar algodón porque podría contaminar la piel.

 

Estas indicaciones acerca de las lesiones más comunes que surgen en el campo de fútbol requieren de seguridad para ejecutarlas. Es importante no dejarse intimidar por la situación. Lo aconsejable es mantener una actitud serena para no inquietar al afectado. El pánico puede provocar que el jugador se desmaye o libere hormonas de adrenalina que son nocivas. Así que lo mejor es conservar la calma.

Volver
Contenido relacionado