Motivos que explican la importancia de jugar a fútbol en los más jóvenes

En varias ocasiones hemos hablado de los valores y conductas asociados al fútbol que todo jugador debería tener y que implican resultados positivos a corto y a largo plazo. Sin embargo, en este artículo analizaremos los beneficios reales que aporta la práctica de este deporte a los más pequeños.

Hemos hablado muchas veces de los valores o hábitos que los jugadores y entrenadores deberían tener o potenciar cuando practican un deporte como el fútbol. Además siempre tenemos en cuenta que los protagonistas son personas y por lo tanto, en nuestros análisis, no podemos únicamente pensar en los aspectos deportivos y vamos más lejos intentando que con nuestras opiniones, el deporte ayude también desde una perspectiva más humana y personal.


Sabemos que el fútbol es el deporte más popular en nuestro país y al que se le da más importancia en los medios de comunicación. Por eso, y lógicamaente por otras razones, muchos niños y niñas acaban decantándose por practicar este deporte. Partiendo de la base de que practicar cualquier deporte regularmente tiene efectos positivos, podemos asegurar que jugar a fútbol es una actividad que aporta beneficios para la salud y ayuda a mejorar el desarrollo emocional de los niños y niñas que lo practican. A continuación veremos las principales ventajas que conlleva practicar este deporte.

Beneficios físicos


  • Mejorar la capacidad cardiovascular: con la práctica de este deporte se potencia el funcionamiento pulmonar y cardiovascular de los más jóvenes.
  • Estimular la coordinación motora: el fútbol es un deporte muy activo que implica estar en constante movimiento. Esto contribuye a mejorar la velocidad, la resistencia y el equilibrio de los jugadores.
  • Fortalecer músculos y huesos: en el fútbol se involucran distinos grupos musculares y se activan todas las articulaciones. Especialmente incrementa la fuerza de los músculos de las piernas y se acaba formando más tejido muscular. Además, aumenta la densidad ósea del femur y estimula la flexibilidad en las articulaciones.
  • Desarrollar la visión periférica: los jugadores también deben poner mucha atencion en lo que ocurre a su alrededor.
  • Regular el peso corporal: al ser un deporte tan intenso, el fútbol ayuda a activar el metabolismo y a quemar calorías.

Beneficios psicológicos


  • Desarrollar aptitudes emocionales y formativas: los niños aprenden a socializarse, a desarrollar habilidades comunicativas, a pensar en la acción necesaria para un momento en concreto, a perder y a ganar, etc.
  • Adquirir una serie de valores: como ya hemos comentado en otros artículos, la práctica del fútbol ayuda a potenciar ciertos valores como el trabajo en equipo, la capacidad de sacrificio, el compañerismo, el esfuerzo...
  • Proteger la autoestima infantil: al formar parte de un grupo, los jugadores sienten menos presión para destacar individualmente. De esta manera pueden disfrutar más del juego y su amor propio no se ve tan comprometido cuando no logran los resultados que esperaban.



Volver
Contenido relacionado