Los beneficios que se pueden obtener al realizar rondos en los entrenamientos de fútbol

La posesión del balón es uno de los aspectos básicos a potenciar para cualquier filosofía de juego y aunque cada equipo se basará en un tipo u otro de posesión, deberá tener la capacidad de controlar el juego en mayor o menor medida. Potenciar los rondos en los entrenamientos es un pilar para mejorar en ese aspecto.

Todos sabemos que en el fútbol es esencial tener la posesión del balón ya que en la mayoría de ocasiones permite dominar el juego siendo protagonista del mismo. La base para adquirir esta virtud, y que permite acabar llevando la iniciativa, son los rondos que se realizan durante los entrenamientos. Estos ejercicios son relativamente fáciles de llevar a cabo ya que básicamente se organizan con varios jugadores que intentarán mantener la posesion de la pelota en una zona pre-fijada del campo mientras uno o varios jugadores en inferioridad numérica intentarán robarlo.


La principal carencia en este tipo de ejercicios de posesión es la ausencia de un objetivo necesario en el fútbol como es la búsqueda del gol. Por este motivo, es bueno usarlos en su justa medida y no abusar de ellos. A pesar de este inconveniente, podemos asegurar que los beneficios son claros para cualquier categoría ya que son ejercicios que se realizan durante toda la trayectoria deportiva de los jugadores.


Tipos de rondos

Una característica positiva de los rondos es que admite una gran abanico de posibilidades y alternativas. Podemos encontrarnos con los rondos básicos en zonas del campo relativamente pequeñas (4 contra 1, 4 contra 2, 5 contra 2 más un pivote, 6 contra 2 más un comodín...) y los ejercicios de posesión más completos que incluyen otros objetivos como la transición defensa-ataque o la basculación además del propio rondo inicial.


  • Posicionales o de iniciación: la mayoría de jugadores suelen mantener una posición fija y el objetivo básico es mantener la posesión del balón.
  • Posicionales con transición: en este caso, cuando se pierde el balón o se recupera, existen otros objetivos a cumplir como la recuperacion del balón inmediata o de la posición inicial tras una pérdida.
  • Posicionales con cambios de orientación: después de cumplir una serie de tareas o pautas como por ejemplo dar un mínimo de toques, el juego de posesión se traslada a otra zona del campo


Aspectos a trabajar en los rondos

Otro factor muy beneficioso de este tipo de ejercicios es que se pueden potenciar y trabajar muchos otros aspectos del juego:


  • Tácticamente se trabajan los movimientos de apoyo y de desmarque, el cambio de orientación, la anticipación, las coberturas o la presión.
  • En cuanto a la técnica, los rondos ayudan a mejorar el control, el control orientado, la finta o el pase.
  • El aspecto físico varía mucho en función del tipo de rondo ya que dependerá del número y del tipo de jugadores implicados, de la zona utilizada, de los objetivos secundarios o alternativos, etc.


Influencias de los rondos en las situaciones reales

Otro beneficio de trabajar correctamente los rondos es que el trabajo que se realiza al ejercitarlos tiene mucha influencia en las estructuras del juego y en las situaciones reales de los partidos:


  • Si varía el número de jugadores, el espacio utliziado o el tiempo de ejecución se potenciará la resistencia, la fuerza o la rapidez de movimientos
  • En estos ejercicios los jugadores están constantemente percibiendo el entorno, la situacion del balón y de los compañeros y por lo tanto, aprenderán a procesar la informacion y a tomar decisiones lo más rápido posible.
  • Los rondos ayudan a mejorar la coordinacion de la plantilla ya que deben controlar sus movimientos en relación al resto de factores como el espacio, el balón o los compañeros.
  • También potenciarán las relaciones del grupo porque estos ejercicios implican estar compenetrados con el resto de compañeros y conocer las posibilidades de cada uno.
  • Los jugadores pueden mejorar con los rondos su creatividad ya que siempre deberán buscar opciones alternativas para mantener la posesión del balón.



 

Volver
Contenido relacionado