Jugadas básicas que cualquier equipo de fútbol base puede potenciar

Existen ciertas jugadas o estrategias ofensivas y defensivas que cualquier equipo de fútbol debe conocer y puede poner en práctica de manera relativamente sencilla.

Dentro de las estrategias que plantea cada entrenador para alcanzar los propósitos de su equipo, existe una gran variedad en función de su grado de dificultad, de su objetivo básico, de la cantidad de jugadores directamente implicados, etc. Aunque el aspecto táctico de una gran cantidad de jugadas puede analizarse con mucho detalle para probar estrategias ligeramente complejas, el fútbol posee muchas alternativas en cuanto a la táctica se refiere y por eso existen opciones estratégicas mucho más sencillas pero que si se trabajan correctamente pueden dar unos resultados muy satisfactorios.


Además, para equipos de edades relativamente tempranas es necesario que vayan entendiendo las peculiaridades de todo lo relacionado con la táctica poco a poco y desde los aspectos más fundamentales. Las jugadas que comentaremos ahora, precisan de una importante carga de entrenamiento y por lo tanto ya tendremos bastante material para trabajar durante gran parte de la temporada. Porque si a toda esta preparación táctica le añadimos la necesaria técnica asociada, nos encontramos ante una gran parte de los objetivos a inculcar a los jugadores durante el año.

Jugadas básicas ofensivas:


  • Potenciar las paredes: una de las primeras cosas que se aprende al empezar en el mundo del fútbol es la acción del control y pase. Esta acción es muy básica pero fundamental para el desarrollo del juego y por eso el promover jugar sencillo con paredes rápidas, puede resultar relativamente factible pero también muy efectivo.
  • Buscar las bandas: la primera intención de un equipo en ataque puede ser buscar a los jugadores de banda. Jugando en largo o mediante paredes, se pueden explotar las jugadas por los extremos para posteriormente buscar centros o internadas en el área.
  • Jugar con el delantero: cuando el equipo está llegando a la zona de tres cuartos en campo rival, una opción táctica a desarrollar puede ser buscar al delantero o media punta para que juegue de cara y desahoge un poco la jugada y al equipo. Con estos movimientos pueden generarse espacios que pueden aprovechar otros compañeros del equipo.



Jugadas básicas defensivas:


  • Presión elevada: una forma de empezar las jugadas en defensa puede implicar una presión intensa en campo rival para rápidamente realizar una jugada en ataque una vez recuperado el balón. Para ello quizás es necesario que el equipo esté bien preparado física y tácticamente, pero si se consigue realizar correctamente este tipo de presión, las opciones de marcar serán mayores y la capacidad mental del rival puede ir disminuyendo.
  • Aguantar posición: al contrario que la acción anterior, una opción defensiva puede ser fomentar los repliegues lo más rápido posible buscando en todo momento mantener un cierto equilibrio del equipo. No se llevará a cabo un elevada presión pero posiblemente se pueda controlar mejor el posicionamiento de los jugadores.
  • Marcaje al hombre: se desarrolle una estrategia en la que se potencia la presión intensa o por el contrario una en la que prima el posicionamiento y el orden defensivo, se puede también añadir un cierto marcaje al hombre que puede dificultar todavía más las opciones ofensivas del rival. 
  • Despejar y adelantar líneas: en ciertos momentos de un partido, quizás es recomendable despejar el balón como se pueda y adelantar un poco las líneas del equipo. No es una estrategia muy recomendable a seguir como modelo, pero en algunos momentos puede resultar efectiva para también intentar cambiar la tendencia o mentalidad del equipo si en esos instantes la situación es un poco complicada.



En función del momento de la temporada y de los partidos se pueden ir combinando estas diferentes estrategias para que los jugadores sean más completos, estén más formados y tengan más opciones para resolver las situaciones de la competición. A medida que vayan subiendo de categoría, pueden aplicarse acciones tácticas más complejas que implicarán un conocimiento todavía mayor para los jugadores pero si estas estrategias básicas las dominan, tienen mucho camino recorrido en el mundo del fútbol.

Volver
Contenido relacionado