Impacto de la recuperación pasiva en el rendimiento de los futbolistas

El método de recuperación pasiva empieza a tener presencia en el fútbol. Sus efectos a nivel cardiovascular lo posicionan como una buena opción para esta disciplina.

La recuperación es uno de los procesos fundamentales del entrenamiento físico debido a que su función es adaptar el cuerpo a determinado esfuerzo físico. La finalidad de esta fase de la rutina es conseguir que el atleta pueda continuar con los ejercicios con la menor sensación de fatiga. Para lograrlo existen dos métodos básicos que son la recuperación pasiva y la activa.


Expertos han confirmado que el desenvolvimiento de un futbolista implica principalmente un trabajo cardiovascular muy exigente. Por ende, las técnicas de recuperación pasiva han sido un objeto de estudio frecuente por facilitar la homeostasis (equilibrio) después de realizar entrenamientos que pongan a prueba la resistencia.

Investigación

Un grupo multidisciplinario de la Universidad Metodista de Piracicaba (UNIMEP) en Brasil, ha llevado a cabo un estudio sobre la influencia de la recuperación pasiva entre sprints en el rendimiento. Se ha considerado adecuada la fuente por el hecho de tomar un ejercicio de cardio intenso para ejecución de las pruebas, lo cual presenta similitudes con el gasto orgánico de un futbolista.

Procedimiento

El experimento estuvo dividido en tres etapas con una semana de descanso dentro de las que no realizaron entrenamiento alguno. El modelo seleccionado fue el test anaeróbico de Wingate, un método utilizado para medir el rendimiento.


Según los parámetros de este test, un grupo de deportistas realizaron 2 series de sprints de potencia máxima durante 30 segundos con un periodo de recuperación pasiva de 2 minutos. Los sujetos restantes ejecutaron la misma maniobra, pero variando el tiempo de recuperación a 6 minutos entre sprints. La tercera semana incrementó un set de sprints y además intercambiaron los tiempos de recuperación.

Resultados

Los investigadores concluyeron que, mientras más larga es la recuperación pasiva, mejor será la respuesta para reproducir el ejercicio en el siguiente set. Asimismo han añadido que la capacidad de recobrar las condiciones orgánicas correctas es importante en cuanto a la optimización del rendimiento. Cuando el cuerpo no sintetiza completamente los fosfágenos (Adenosín Trifosfato y Fosfocreatina) durante el descanso el individuo carecerá de energía.


Para garantizar su correcta asimilación es necesario calcular un tiempo de recuperación en el que se pueda efectuar el transporte energético. Sin embargo, debe tenerse en consideración que el análisis fue realizado sobre la base del sprint, en este sentido se deben considerar las variantes de cada caso para determinar los periodos de tiempo adecuados.

Conclusión

Las estrategias de recuperación pasiva aplicables al futbol incluyen diferentes métodos y posiciones que contribuyen a acelerar el proceso de síntesis de fosfágenos. Independientemente de la técnica seleccionada, se muestra como un factor importante la relación entre el tiempo y el trabajo efectuado. Lo recomendable es que los entrenadores pongan a prueba diversos ejercicios en función de evaluar la respuesta del equipo sometido a tiempos de recuperación alternados. Todas estas mediciones arrojarán la fase de recuperación correspondiente al nivel de rendimiento de cada grupo. Dicho estudio es útil para disminuir el tiempo de forma progresiva en aras de que el cuerpo no se acostumbre a un periodo específico. De esta manera se podrán notar y controlar los signos de mejoramiento.

Volver
Contenido relacionado