¿Hasta qué punto se puede hablar de fútbol para jóvenes?

Como se sabe, todos los jugadores de fútbol comienzan sus carreras profesionales en edades tempranas y muchos de ellos en academias especializadas. Sin embargo, los talentos salen tempranamente de ellas y se cuestionan las fronteras temporales.

Las fechas promedio de salida de los jugadores de las academias

Dependiendo de cada escuela, cada una de ellas tiene su propio criterio y reglas. Algunas de ellas aceptan jugadores desde edades muy tempranas como los 7 años, mientras otras se especializan en una correcta educación en edades superiores. Muchos jugadores se educan en las escuelas de un equipo en específico y al momento de su carrera profesional siguen en el mismo. Sin embargo, es importante preguntarte desde qué momento un jugador deja de considerarse joven para poder pasar a ser parte del equipo titular. Lo cierto es que no se establece una edad taxativa donde se defina un antes y un después a este problema. Dependiendo del rendimiento del atleta, puede ocurrir en diferentes momentos.


Una cosa sí es cierta. Las academias siempre procuran que las cualidades como jugador de cualquiera de sus estudiantes se vea completamente desarrolladas. Es decir, tanto su inteligencia en la cancha como su potencial físico tiene que verse estimulado casi a la perfección, de manera que pueda ascender a la siguiente categoría. Lo que se esperaría, siguiendo la tradición futbolística es que un jugador a los 18 años se encuentre con las cualidades mínimas necesarias para poder enfrentarse a un partido competitivo. No obstante, hay casos de jugadores que han aparecido mucho antes mientras otros debutan tardíamente.

Ejemplos en el mundo del fútbol profesional europeo

Abundan los casos de futbolistas jóvenes que se profesionalizan tempranamente. Durante los últimos años se han registrado casos de futbolistas que han firmado contratos profesionales en clubes de primera categoría y han ganado algunos minutos en las canchas. Uno de los casos favoritos de los fanáticos es el de Kylian Mbappe, quien a los 17 años se encontraba en Mónaco haciendo una campaña sensacional. Sin embargo, se conocen otros nombres importantes como Achraf Hakami, actual jugador del Borussia Dortmund, quien a los 18 años se encontraba jugando en Real Madrid. La misma historia se aplica para otros jugadores como Vinicius Júnior y Jadon Sancho.


La Premier League durante los años nos ha dado nombres ampliamente conocidos de debutantes jóvenes como los han sido Mattew Briggs del Fulham, quien hizo su primera aparición teniendo 16 años recién cumplidos o Isaiah Brown, quien en el 2013 jugó para el West Bromwich a los 16 años de edad.

Los límites de edad cada día son menos exigentes

Para jugar al fútbol lo que se necesita es talento y determinación. Día tras día escuchamos historia de nuevos muchachos que salen del fútbol de jóvenes y se aventuran a las ligas profesionales para hacerse un nombre dentro de la competencia.


Estos casos son particulares, no es la regla general. El fútbol joven incluso postula competencias para categorías sub 20 y sub 23. A pesar de ello, hay un puñado de jugadores que a raíz de su talento y su excelencia deslumbran a corta edad.

Volver
Contenido relacionado