El fútbol y su aportación a la sociedad

Además de proporcionar una serie de principios y valores tanto a jugadores como a entrenadores o aficionados, el deporte en general y el fútbol en particular son instrumentos muy poderosos ya que pueden llegar a ser impulsores de importantes labores sociales.

En ocasiones anteriores ya hemos hablado sobre los valores que se pueden adquirir de la práctica del fútbol y de cualquier otro deporte. La verdad es que sin estos valores o principios vinculados a cualquier práctica deportiva, el interés o la necesidad de practicarlas se vería enormemente reducido. El componente ocioso o simplemente el querer pasárselo bien jugando a fútbol es seguramente uno de los principales motivos por los que cualquier persona va a entrenar varias veces por semana y se levanta temprano un sábado para ir a jugar un partido. Sin embargo, y especialmente para los más pequeños, no podemos olvidar los valores que puede aportar el deporte en el desarrollo de los deportistas como personas ya que normalmente esto acaba siendo mucho más importante que cualquier récord o título conseguido.


Siguiendo con esta idea, también podemos constatar que el deporte y el fútbol no solamente pueden aportar beneficios a los directamente implicados sino que a su vez, pueden llegar a ser instrumentos muy potentes con los que realizar una importantísima labor social. Un deporte como el fútbol, considerado por muchos como el deporte rey, que despierta pasiones en todo el mundo y que acaba siendo prácticamente un lenguaje universal, debería ser o significar mucho más que un simple pasatiempo para la sociedad.


En este sentido, muchos de los clubs más importantes del mundo o incluso equipos de barrio humildes, trabajan y ponen en marcha acciones y proyectos sociales con lo que aportar algo positivo a la sociedad. Existen muchas opciones para estimular o impulsar labores sociales y lo verdaderamente importante es que los clubs hagan lo máximo posible en función sus posibilidades y capacidades. Seguro que cualquier organización o asociación deportiva tiene a su alcance herramientas con las que impulsar alguna labor social como apoyar a grupos vulnerables, ayudar a niños o jóvenes en riesgo de exclusión o erradicar la violencia o la inseguridad en ciertas zonas.

El fútbol y algunos ejemplos de su labor social

Si nos ponemos a buscar acciones sociales concretas llevadas a cabo por equipos de fútbol, tanto profesionales como amateurs, podríamos escribir un libro muy extenso hablando sobre cada una de estas acciones y proyectos. Y aunque esta es una buenísima noticia, citaremos únicamente diferentes iniciativas que están realizando o que se podrían llevar a cabo. Dejaremos para más adelante un artículo que trate sobre proyectos concretos de diferentes clubs deportivos.


  • Gestión de la organización de forma sostenible en lo económico, social y medioambiental.
  • Academias formativas en zonas desfavorecidas.
  • Becas para niños y niñas con recursos limitados.
  • Eventos dirigidos a jóvenes con algún tipo de discapacidad o enfermedad.
  • Visitas regulares a hospitales o centros médicos.
  • Ponencias sobre la igualdad de género, la inmigración, el cambio climático o la prevención de la violencia.
  • Acciones de diferentes voluntariados.


De manera muy breve hemos visto varias alternativas que pueden proponer los clubs de fútbol para intentar devolver a la sociedad parte de lo mucho que reciben de ella. Poniendo en marcha proyectos de este estilo estarán desarrollando una importante labor social y formativa.

Volver
Contenido relacionado