¿El fútbol se aprende de forma diferente en la actualidad?

Los métodos de enseñanza se encaminan hacia un futuro prometedor en el fútbol. Las estrategias tecnológicas brindan una nueva manera de estimular al cuerpo para conseguir un mejor rendimiento.

Los métodos de enseñanza se renuevan constantemente de acuerdo al avance de la ciencia en general. Pero lo cierto es que durante las últimas décadas ha sido la tecnología el aspecto más determinante con respecto a la educación futbolística. La aplicación de nuevas soluciones en esta área ha marcado un antes y un después en el proceso de aprendizaje de dicho deporte.

La tecnología enseña al cuerpo

Hasta hace poco tiempo, existía una fuerte resistencia en lo concerniente a la idea de emplear la tecnología como medio de enseñanza en el deporte. La facción conservadora argumentaba que el proceso de aprendizaje no sería tan meritorio si se utilizaba un dispositivo de apoyo. En los modos de enseñanza que se están implementando, las herramientas tecnológicas se conciben como un estímulo extra recibido por el cuerpo.


La respuesta a tal incentivo es capaz de activar destrezas que antes permanecían dormidas. En los jugadores de fútbol agudizan los sentidos de la percepción, el equilibrio, los reflejos y la postura al mostrarles perspectivas que estaban pasando por alto. Por tanto, el robot en este caso funge como un elemento perfeccionador del performance. Lejos de ser un factor que requiere de menos esfuerzo, funciona para llevar al cuerpo a su máximo rendimiento.

La nueva formación atlética

La Academia Marcet en Barcelona ha estado llevando la metodología de enseñanza Marcet fundamentada en programas pertenecientes a la movida tecnológica deportiva. Uno de los aparatos utilizados son las porterías inteligentes llamadas reaction goals, las cuales encienden sus postes de diferentes colores a través de un control remoto gestionado por el entrenador.


Según el director del departamento de nuevas tecnologías, la estrategia es que el joven no se desconcentre y juegue siempre con la cabeza en alto pensando su próximo movimiento. De igual manera, han integrado cámaras de 360 grados que captura imágenes desde todos los ángulos posibles. Gracias a este instrumento los estudiantes pueden reproducir su actuación mientras el entrenador corrige las jugadas tomando en cuenta el espacio/tiempo.


Sumado a estos mecanismos, la escuela añadió una cámara que ralentiza la escena para hacer acotaciones técnicas específicas. Asimismo, el strobe training es otro sistema que consiste en la implementación de unos lentes que enceguecen al jugador durante un tiempo determinado. Así el futbolista puede ejercitar sus sentidos a lo largo de los entrenamientos.

Resultados de la metodología de enseñanza tecnológica

Se demostró que los alumnos entrenados bajo el proyecto Marcet manifestaban mayor receptividad para aplicar las correcciones de los directores. Las nuevas tecnologías hacen de la práctica futbolística una actividad amena porque le añaden un toque interesante a la dinámica de enseñanza. También expresaron haber notado un cambio positivo en el desempeño durante los partidos. El responsable de este programa, Franco Sanhírico, dice que la finalidad del trabajo realizado es promover el pensamiento crítico en los jugadores. La idea es que los chicos sean capaces de tomar decisiones basadas en su razonamiento y no por movimientos memorizados.


Una manera fructífera de ver la vinculación de la tecnología y el cuerpo atlético es percibir a este último como un organismo tecnológico. El cuerpo es un sistema capaz de aprender técnicas que le permiten desarrollarse en cualquier disciplina de forma óptima. En este sentido los aparatos que se utilizan para mejorar el performance están orientados a explotar esta capacidad innata del ser humano.

Volver
Contenido relacionado