El control del balón y su función básica para el desarrollo del juego

El control del balón es uno de los movimientos y acciones fundamentales en el fútbol y hacerlo con la suficiente calidad permitirá desarrollar cualquier jugada con mayor eficacia.

El control del balón es una de las habilidades básicas para un correcto desarrollo del juego. Los mejores jugadores son aquellos capaces de realizar estas acciones sin prácticamente ningún esfuerzo adicional lo que implicará llevar a cabo las jugadas con mucha más eficacia. Además en muchas ocasiones escuchamos que realizar un buen control es medio gol lo que indica la importancia que tiene dominar el balón con la mayor facilidad posible.


De las primeras cosas que aprende cualquier niño y niña al empezar a jugar a fútbol es la capacidad para controlar la pelota. Junto con el pase, son los aspectos fundamentales a potenciar desde el principio y son acciones que se siguen mejorando con el paso de los años. E independientemente de la estrategia que persiga el cuerpo técnico, el control siempre formará parte de las jugadas y por ese motivo debemos ensayarlo y mejorarlo día tras día.


Es bueno que además de ir mejorando la parte técnica de estas acciones, transmitamos a los más pequeños cierta teoría básica que con el paso del tiempo acabarán adquiriéndola de manera instintiva.

Preguntas a plantear antes de recibir el balón


  • Desde dónde me envían el balón?
  • Dónde recibo el balón?
  • Cómo recibo el balón?
  • En qué situación me encuentro cuando recibo el balón?
  • Cómo controlaré el balón?


Preguntas a plantear después de recibir el balón


  • Qué hago con el balón?
  • Dónde están situados mis compañeros?
  • Cuál es la mejor opción dependiendo del momento del partido?


Todas estas cuestiones relacionadas con el control del balón están asociadas a los aspectos técnicos y por eso también es fundamental transmitir estas inquietudes a los jugadores. Un control bien ejecutado técnicamente asociado a una buena decisión tanto previa como posterior, implicará unos resultados mucho mejores.


Por eso deberíamos potenciar la parte más teórica de estas acciones para que los jugadores entiendan mejor el juego y puedan tomar las mejores decisiones. Y los aspectos técnicos también los iremos mejorando prácticamente en cada entrenamiento y para cualquier tipo de control (control clásico, control orientado, control con el pecho, control con el muslo, control con la cabeza...)




Volver
Contenido relacionado