Ejercicios para mejorar el disparo a portería

El tiro a portería es la accion que finaliza una jugada ofensiva y será el momento más determinante por lo que es imprescindible entrenar el aspecto técnico o ejecución y la parte táctica para tomar las decisiones oportunas.

El objetivo principal de cualquier entrenador o cuerpo técnico en un partido es organizar un planteamiento táctico que es considerado el más adecuado para poder finalizar las jugadas con un gol a favor. Existen muchos planteamientos diferentes y estrategias alternativas pata organizar el juego de nuestro equipo, pero con la idea de acabar la jugada en gol como finalidad última. Independientemente del estilo y partiendo de la base de que siempre se intentará que sea lo más noble posible, los entrenadores organizan a su equipo y también en función de sus características pensando que es la mejor manera de llegar a la portería rival y poder disparar a puerta.


Por eso y como la mayoría de las acciones que se pueden dar en un partido, los equipos deberán trabajar en los entrenamientos los disparos a portería buscando que la eficacia en estas acciones sea mayor según va transcurriendo la temporada. Existe una gran variedad de ejercicios para practicar el tiro a portería ya que podemos plantearlos únicamente con ese objetivo y a su vez, tenemos la posibilidad de añadir acciones adicionales como el pase, la conducción o el centro para hacerlos lo más completos posible y que acaben siendo ejercicios parecidos a las situaciones reales que nos podemos encontrar en un partido.


La clave de estos ejercicios es automatizar los gestos, movimientos y técnicas para ir ganando confianza poco a poco. En este sentido es bueno ir variando el tipo de disparo a puerta añadiendo otras acciones para que el el jugador evolucione más rápido.


Ejercicio 1: creamos un cuadrado de 10x10 delante de la frontal del área y un recorrido de vallas por uno de los laterales. Los jugadores saldrán por parejas y mientras uno va saltando las vallas, el otro hace el recorrido por el cuadrado: primero se desplaza a uno de los conos que tenga al lado, luego irá en diagonal a por el tercer cono, después se moverá al último cono para finalmente volver en diagonal al punto de partida. Después, iniciará por fuera del recorrido y lado contrario a las vallas, la carrera a portería para rematar desde la frontal un centro que ejecutará el compañero una vez finalice su paso por las vallas.


Ejercicio 2: se colocarán dos conos entre la línea de banda y los laterales del área grande y dos a varios metros de los vértices de la misma y junto a ellos, habrá un jugador con un balón. El jugador que reliza el ejercicio, está colocado junto a otro cono a unos metros de la línea horizontal del área y saliendo en sprint irá finalizando con disparo a puerta los pases que irá recibiendo de los otros compañeros. Una vez tira a puerta, deberá volver rápidamente a la posición incial para rodear el cono y volver a salir en sprint para rematar el siguiente pase.


Ejercicio 3: el jugador A se coloca en el centro del campo mientras que el jugador B se sitúa cerca de la linea de banda en zona de tres cuartos. B realiza un pase al jugador A y hace un movimiento de apoyo colocándose delante suyo. A le devuelve el pase en línea recta, y se desplaza por fuera de un cono que está situado cerca de la banda para recoger el pase en profunidad de B. Por último, A realizará un centro raso a la frontal del área para que B acabe la jugada.

Volver
Contenido relacionado