Claves para captar la atención de un equipo de fútbol infantil

Psicólogos infantiles han develado secretos que estimulan la motivación en la mente de los niños. Utilizando pequeñas tácticas habituales recomendadas por profesionales, la atención de los niños en el campo de fútbol será más aguda.


La disciplina es uno de los hábitos más difíciles de inculcar en niños que están aprendiendo un deporte. Según la opinión de expertos en psicología infantil, los infantes suelen abandonar sus metas si no cuentan con el incentivo necesario para lograrlas. El fútbol suele ser un deporte de alta demanda psicológica. Por consiguiente, se requiere de mucha concentración y motivación.

Enumeramos algunos consejos que pueden implementar los entrenadores para que su equipo se fortalezca:

 

1. Utiliza información concreta: la psique de los niños tiene la característica de funcionar de manera óptima por cortos períodos de tiempo. Se estima que la atención de un pequeño de 5 años es de 10 a 25 minutos. Si empezamos a decir un largo parlamento los oyentes se aburrirán y no habrán captado el mensaje principal. Los entrenadores deben dan discursos breves, acompañados de ejemplos. Lo recomendable es estructurar un discurso de 3 minutos antes de cada entrenamiento a partir de unas sencillas palabras clave como: esfuerzo o constancia. En el proceso se debe ser tanto enfático como entusiasta en cada una de ellas para que se queden grabadas durante toda la jornada.

 

2. Haz contacto visual: el entrenador debe generar una sensación de proximidad hacia el niño, más aún si se trata de una figura importante en sus vidas como lo es el entrenador. Esto se logra haciendo contacto visual cada vez que desees comunicarle algo importante. La mayoría de los instructores no saben que dirigirse al niño como si este fuese inferior puede generar rebeldía o desdén. Una estrategia que funciona a la perfección es agacharse y mirarlo a los ojos mientras se le transmite el mensaje. Haciéndolo conseguirás que te acepte como su igual, que comprenda lo que le dijiste y que te admire como su mentor. 

 

3. Usa un tono de voz adecuado: es cierto que los niños pueden llegar a agotar la paciencia de sus entrenadores porque intentan que el equipo realice su rutina correctamente. Pero la exasperación puede llevarlos a levantar el tono de voz, provocando así que los niños no deseen regresar porque se sienten intimidados y desaprobados. En estos casos, debes armarte de paciencia pensando que ellos se encuentran todavía en una etapa lúdica. Por ello, cuando pierdas el control, haz un alto y realiza una actividad que les agrade o sus ejercicios favoritos. De esta manera, recuperarás su atención nuevamente.

 

4. Realiza dinámicas grupales: el mejor amigo de la falta de atención en equipos deportivos infantiles es la mala relación entre sus jugadores. El entrenador debe fomentar el trabajo en conjunto para evitar que esto suceda utilizando dinámicas atractivas. Una grandiosa idea es hacer juegos que promuevan valores de cooperación, amistad y compañerismo. Los juegos de campamento son efectivos, como la típica carrera de sacos en parejas o tirar ambos lados de una cuerda.


La constancia en la aplicación de estos consejos construirá un equipo motivado en la consecución de sus objetivos. Pero siempre recuerda que el entrenador es el modelo a seguir, tu eres la persona más admirada por los niños, ellos están observando cada paso que das, así que gánate su respeto y entrega lo mejor de ti todos los días. Estas herramientas no solo se aplican al entrenamiento previo a un partido. Se convierte en un código de conducta en la cancha que estimula a corto y largo plazo a los jugadores jóvenes.

Volver
Contenido relacionado