Claves del papel del director deportivo en el fútbol

La distribución de responsabilidades en un club determina diferentes cargos. El director deportivo es uno de los que desempeña un papel administrativo clave.

Las labores que requiere un equipo de fútbol de éxito trascienden el juego en sí. Los clubes son los que se encargan de gestionar y ejecutar todas las tareas involucradas en esta actividad. A ellos se encuentra adscrito el cargo de director deportivo, cuyas funciones suelen parecer difusas para la mayoría de los adeptos a este deporte.

Diferencias entre el director deportivo y el entrenador

Es común que el rol del director deportivo se confunda con el trabajo que realiza el entrenador. De modo que es necesario aclarar este punto haciendo énfasis en el hecho de que este último se encarga de preparar a los equipos todos los días con la finalidad de conseguir óptimas condiciones en el ámbito físico, táctico y estratégico.


Por otra parte, el director deportivo es el responsable de establecer los objetivos del grupo a corto, mediano y largo plazo. Esto quiere decir que su papel principal es entregar las directrices sobre lo que se espera obtener del equipo de fútbol. Para ello, debe realizar un proyecto en donde se especifiquen las acciones que serán tomadas para conseguirlo. Sin embargo, esta es solo uno de los compromisos que le atañen.

Responsabilidades de un director deportivo

  • Dirigir el proyecto deportivo: no solo debe entregar las instrucciones de los objetivos correspondientes, también está obligado a hacer un seguimiento exhaustivo en el proceso de ejecución. Coordinar y supervisar el trabajo de los entrenadores sugiriendo herramientas para mejorar la puesta en práctica de lo acordado. Asimismo, tendrá que organizar, los horarios, el material y los espacios.
  • Representación del club: deberá defender los intereses del club futbolístico ante autoridades externas, representantes de jugadores y el personal técnico de la institución. De igual modo, es el vínculo más cercano con la Comisión Directiva. Por tanto, debe informar acerca de todo aquello que afecte a los equipos y sus futbolistas. En algunos casos puede redactar informes si la situación lo amerita.
  • Gestionar el personal: el director deportivo tiene la potestad de proponer el cese de las actividades de los entrenadores, así como los reemplazos y las contrataciones. Aunado a ello, es su deber velar por que estos cumplan la normativa plasmada en el reglamento interno del club.

Importancia de un director deportivo

La existencia de un director deportivo es preponderante en la formación de la estructura de un club. Este directivo presenta unas metas comunes para alinear a todo el personal bajo un plan que genere resultados benéficos. Al mismo tiempo aligera y facilita las funciones del presidente, el dueño y el entrenador en tanto que los exime de compromisos que pudiesen entorpecer su labor. Según el historiador de fútbol e historiador, Joaquín Beltrán, contar con una persona capacitada para este cargo no garantiza el éxito de una selección o un club, pero sí las acerca a obtener títulos y engranar el sistema de trabajo del club.


Una institución futbolística debe coordinar múltiples ramas que exige la dinámica propia de los equipos. El presidente deportivo es la pieza que hace armonizar este mecanismo con la finalidad de que trabaje siguiendo objetivos coherentes y organizados. Algunos clubes prescinden de esta figura, lo cual produce desajustes que terminan por impactar la proyección de los mismos en ámbitos superiores. 

Volver
Contenido relacionado