Cómo crear una mentalidad fuerte en los jugadores

Desde una de las tres perspectivas esenciales en la formación de un futbolista, la capacidad psicológica puede acabar marcando las diferencias entre un buen jugador o equipo y cualquier otro. Además, una mentalidad firme también ayudará en la vida personal de la plantilla.

Si pensamos en la formación y en la educación de los jugadores de un equipo de fútbol, los entrenadores pueden establecer tres partes fundamentales a trabajar: los aspectos técnico-tácticos, la capacidad física de su plantilla y el desarrollo psicológico y emocional de cada uno de los jugadores. Los entrenamientos semanales estarán enfocados a potenciar cada uno de esos factores que implicarán el crecimiento del equipo a medida que se vayan interiorizando con el paso de las semanas.


Una capacidad muy relevante a potenciar y a tener en cuenta por los entrenadores dentro de los aspectos psicológicos del entrenamiento, es la fuerte mentalidad que deberían tener en mayor o menor medida cada uno de los miembros de la plantilla. Tener la habilidad para generar en sus jugadores una manera de pensar que sea firme, estable y constante será fundamental para continuar con su desarrollo psicológico y emocional.


Claves para potenciar una mentalidad fuerte en los jugadores


  • Afrontar estrés: enfrentarse adecuadamente a distintos estados de tensión o agobio es básico para fortalecer la mentalidad de los jugadores. Los entrenadores deben ayudar a la plantilla a mejorar la manera en que interpretan las cosas porque eso es lo que generará el estrés.


  • Afrontar los pensamientos y controlarlos: los pensamientos y la autoconversación negativa pueden ser muy perjudiciales para el desarrollo psicológico de la plantilla. El entrenador debe ayudar a que los jugadores digan "basta" ante este tipo de conversaciones internas y potenciar ideas positivas como "estoy bien preparado" o "vamos por buen camino".


  • Utilizar "la cabeza" para preparar los partidos: esta idea hace referencia a que para estar lo más preparado posible es necesario contar con la máxima información que un equipo pueda tener. Conocer al rival y su manera de jugar o saber lo fundamental de la posición que se ocupará y de las funciones necesarias es básico para estar bien preparado. También es bueno pensar en las cosas que no se hicieron correctamente en anteriores ocasiones e intentar anticiparse a los posibles problemas que se darán en el partido y en soluciones que podrán solventarlos.


  • Ejecutar el rol individual y dentro del grupo: conocer correctamente la posición individual y la función a desarrollar dentro de la plantilla es básico para la mentalidad de los jugadores porque tienen los mismos derechos y obligaciones en general pero diferentes metas en función de sus características. Es importante que el jugador encuentre sentido a su participación en el equipo.


  • Reconocer el nivel óptimo de motivación: es necesario que los jugadores reconozcan cuál es su nivel óptimo de motivación para lograr un rendimiento máximo. Y a pesar de que la motivación es una responsabilidad casi exclusiva del jugador, los entrenadores deben conocer qué motivos pueden afectarla (ser suplente, percepción de posibles injusticias, etc).


  • Trabajar las metas personales: además de las metas grupales, los objetivos individuales ayudan a concentrarse en lo importante, a incrementar el esfuerzo, a aprender cosas nuevas, etc. Es bueno que las metas sean cuantificables y específicas para comprobar los resultados y potenciar la motivación.


  • Potenciar la autoconfianza y el control emocional: la confianza en uno mismo ayudará a activar sensaciones positivas, a concentrarse al máximo y a desplegar el talento de los jugadores.


  • Regular el descanso y la recuperación: la condición fisica es fundamental para lograr el desarrollo máximo del potencial de la plantilla. De hecho la relación entre capacidad física y la fortaleza psicológica es muy estrecha y si los jugadores no tienen un estado físico óptimo, probablemente no rendirán como deben y en consecuencia la mentalidad se verá perjudicada.
Volver
Contenido relacionado